Saltar al contenido

Anillo vibrador

Un anillo vibrante para complacerlos a todos

Da igual si pasas por un mal momento con tu pareja y quieres revivir el fuego que os unió, o si pasáis por el mejor momento. Lo importante es tener una pareja con la que experimentar el placer de este anillo vibrante. Sus vibraciones estimularán vuestro placer hasta acabar extenuados (los dos, nota importante) y entonces la pregunta será: ¿os queda fuego para más? Ya os respondemos nosotros, os sobrará.

El «aro del placer» ha ayudado a muchas parejas, ¿a qué estás esperando para comprar? Aquí encontrarás gran variedad de modelos de estos vibradores para elegir el que más te guste. A continuación te ofrecemos algunas instrucciones para su uso y nuestra opinión sobre estos excelentes productos.

Uso del anillo con vibrador

Primero, aprende a ponértelo. Debes colocarte, o deben colocarte, el anillo estimulador cuando tu pene esté semiduro. Se adapta a distintos tamaños, relájate y llévalo hasta la base sin miedo, pero sin hacerte el tarzán. Una vez estás listo, puede comenzar el juego.

Tú y tu pareja debéis saber que cuanto más empujáis, más se frota el anillo vibrador con el clítoris. También aconsejamos que os comuniquéis durante el juego para sacar todo su potencial. Va a ser una experiencia tan fuerte como vosotros estéis dispuestos a esforzaros, pero recordad: no se recomienda usarlo más de 30 minutos.

Opinión sobre el anillo que vibra

Es un producto ideal por varias razones: es muy discreto, ayuda a que el pene mantenga su erección y, sobre todo, sus vibraciones estimulan tanto al hombre como la mujer. Nuestro anillos que vibran favoritos son el anillo con forma de diablillo y el que tiene forma de conejo. ¿Por qué? Porque su forma tiene un efecto casi insuperable en la mujer, ya que el roce estimula el clítoris. Por otro lado, al ser un juguete sexual de pareja tan bien acoplado al cuerpo, lo sentiréis como una parte más de vosotros.

Además de anillos vibradores, en nuestra tienda también puedes encontrar: