Saltar al contenido

Mini vibradores

Vibradores pequeños

No hay producto que haya sorprendido a tantos clientes como los mini vibradores. Su tamaño ha provocado que muchas veces sea subestimado, pero cuando un juguetito de estos cae en tus manos, nada vuelve a ser lo mismo. Son discretos, elegantes, de múltiples usos, de fácil limpieza…

Seguro que no te vas  de esta página sin comprar antes un mini vibrador de los muchos que tenemos a tu disposición.

La fuerza de los vibradores chiquitos

Aunque su diseño ergonómico responde en la mayoría de casos al uso femenino (piensa en las balas vibradoras), una de las ventajas de su tamaño es que no tiene límites en la práctica. Vamos a proponerte un juego para que lo practiques con tu pareja:

  • Comprar vibrador chiquito. Elige el que más te gusta de entre los que ofrecemos más abajo, o el que piensas que más le va a gustar a tu pareja. Te recomendamos que para tu chica compres el mini conejito vibrador o un vibrador rosa.
  • Esperar a estar con tu pareja en casa. Ten en el cuarto todo listo, pero no a la vista: lubricantes de sabores, velas… lo que tú quieras.
  • Proponle que se desnude, se tumbe en la cama y cierre los ojos. Es muy importante haber creado un ambiente idóneo.
  • Comienza a acariciar su cuerpo con tu mini conejito vibrador, deteniéndote en las zonas erógenas de mayor sensibilidad, como los pezones. Al principio no actives su vibración, tu pareja no debe saber con qué la estás acariciando. El placer debe llegar poco a poco. Uno de los factores más importantes en los juegos eróticos es saber controlar los tiempos. Una vez somos capaces de dominar los momentos, podemos ser creativos y estimular según nuestros deseos. No tengas prisa, a las mujeres normalmente nos gusta detenernos en los preámbulos, por eso ella te agradecerá que seas cauteloso, sensible e intuitivo.

También tenemos otros productos en nuestra tienda, además de mini vibradores: